Gracias a un enfermo se legaliza cannabis medicinal en Croacia

Gracias a un enfermo se legaliza cannabis medicinal en Croacia

Cuando Huanito Luksetic fue arrestado por cultivar marihuana para hacer frente a su esclerosis múltiple, no podía imaginar que su lucha con el tiempo abriría el camino en Croacia para legalizar el cannabis para uso médico.

Se legaliza cannabis en Croacia por un enfermo

“Yo sabía que estos pasaría con el tiempo,” dice Luksetic, recordando el día de octubre de 2014, cuando la policía irrumpió en su casa cerca de Rijeka, en la costa norte del Adriático y se llevo sus veinte kilos de marihuana.

“Cuando llamaron a mi puerta, fue como una especie de alivio”, admite.

En libertad bajo fianza poco después de su detención, ahora está siendo juzgado por la producción y venta de marihuana, a pesar de que estaba solo cultivando para su uso médico personal. Si es hallado culpable, se enfrentará hasta 12 años de cárcel.

Su caso despertó el interés de los medios que desde un principio provocó la decisión de octubre del 2015 de legalizar la venta de productos derivados del cannabis con fines médicos en Croacia, con medicamentos que finalmente ya aparecieron en las farmacias en el mes de Julio.

La decisión hizo que Croacia se uniese a otros países europeos como Alemania, Italia y la República Checa, así como a un número creciente de estados de Estados Unidos los cuales han legalizado el uso de la marihuana con fines médicos en los últimos años.

Luksetic era un adolescente cuando comenzó a mostrar síntomas de la esclerosis múltiple, una enfermedad crónica, incurable y que ataca al sistema nervioso central.

Después de agotar las opciones de medicina tradicional, como muchos otros, comenzó a buscar ayuda a través de métodos alternativos.

A pesar de tratar con todo, desde la cirugía hasta el veneno de abeja, tuvo que soportar más de 5.000 dolorosas picaduras de abeja en un año después de instalar una colmena de abejas en su habitación – nada le había proporcionado ninguna mejora duradera.

Y los síntomas estaban empeorando, estaba sufriendo cada vez más de la visión doble, síntomas sensoriales y cojera. Temiendo que finalmente terminaría paralizado, redobló su búsqueda de una solución.

El punto de inflexión fue en 2011 cuando escuchó una conferencia de un canadiense activista del cannabis medicinal, Rick Simpson.

“Inmediatamente me di cuenta de que la calidad del aceite de cannabis era clave y que debía hacerlo hacer yo mismo,” a los 38 años de edad, dijo a la AFP.

Mejora sustancial

Después de plantar sus primeras semillas, Luksetic finalmente logró cultivar la suficiente marihuana para crear su propio suministro de aceite de cannabis.

El efecto fue sorprendente – después de tres semanas de tomarlo, sus espasmos musculares y cojera habían desaparecido.

Mientras continuaba teniendo el aceite producido en su hogar, su salud mejoró notablemente, hasta el punto en que ya no mostraba ningún síntoma.

“Tengo derecho a vivir, ayudándome a mí mismo sin hacer daño a los demás”, dice.

Y se ha comprometido a seguir cultivándola, la causa judicial contra él es “nada más que de maltrato de un paciente.”

Muchos croatas afectados por la SEP o el cáncer se sabe que toman cannabis para aliviar los síntomas, pero sin decírselo a sus médicos, que han abiertp los ojos ante el fenomeno.

A finales del 2014 el Ministerio de Salud creó una comisión de expertos para estudiar la cuestión, sobre cuyas recomendaciones el reglamento se ha elaborado.

En declaraciones a la AFP, el Dr. Ognjen Brborovic dijo que la lucha de Luksetic ha provocado el cambio en la ley.

“Si no hubiera estado Huanito gritando contra la injusticia y buscando ayuda, no habría pasado nada”, dijo Brborovic, quien encabezó la comisión sobre el tema.

Tras la detención de Luksetic, las autoridades se quedaron con una elección: o bien continuaban deteniendo a estas personas o encontraban una manera de regular el uso de la marihuana con fines médicos, dijo.

No está cubierto por la seguridad social

Dado que el reglamento ha entrado en vigor en Croacia, los médicos ahora pueden recetar medicamentos que contengan tetrahidrocannabinol (THC), principal ingrediente psicoactivo de la planta, para aliviar los síntomas asociados con el cáncer, la esclerosis múltiple, la epilepsia y el SIDA.

El medicamento, que es aclamado por reducir el dolor, los espasmos, aliviar las náuseas y aumentar de apetito, ya puede ser prescrito para un máximo de 30 días.

Durante ese período, la dosis no debe exceder de 7,5 gramos y tiene un precio que oscila entre € 130 y € 260 (US $ 145 a US $ 290, RM585 para RM1,170) por mes, dependiendo de la receta.

Sin embargo, el medicamento no está cubierto por el seguro de salud o seguridad social, pudiendo presentar un obstáculo para los pacientes.

“Estos medicamentos deben tomarse de por vida y el precio les hace inalcanzables” para muchos, advirtió Vladimir Komparic, un médico retirado y ex jefe de una asociación de pacientes con Esclerosis Múltiple.

El interés por la marihuana medicinal parece ser muy alto con muchos pacientes llamando a las farmacias solicitando información, dice Aisa Zanki-Zelic, un farmacéutico en el centro de Zagreb.

Ella elogió la regulación como una forma de proporcionar a los pacientes un tratamiento estandarizado.
“Sabemos exactamente que son los ingredientes y su cantidad.”

Pero era demasiado pronto para cuantificar la demanda real después de que un envío de cápsulas importadas de Canadá tuviese que ser retirado temporalmente de las farmacias, debido a informes de que el aceite tenía algún problema.

Cáñamo Ayuda

A pesar de la causa judicial contra Luksetic, cuyo teléfono móvil contiene cientos de números de pacientes deseosos de encontrar ayuda, participa activamente en la promoción de los beneficios del aceite de cannabis.

En estos días, da conferencias y ha fundado una asociación llamada “Cáñamo Ayuda”.

Y aunque el uso de la medicina basada en la marihuana es legal, dice que seguirá haciendo su propio aceite de cannabis, creyendo que su versión hecha en casa es de mejor calidad y se puede ajustar mejor para satisfacer sus necesidades.

Independientemente del resultado del caso en su contra, Luksetic se considera a sí mismo un “ganador”.

“Estoy curado a un nivel en el que no tengo síntomas”, dice.

Barriendo el jardín frente a su casa, él sonríe: “Este es mi salud.”

 

Fuente: LaMarihuana

El afán recaudatorio de la Ley Mordaza

El afán recaudatorio de la Ley Mordaza

post afan recaudatorio de ley mordaza

 

Ahora que parece que se está volviendo a negociar la formación de un nuevo posible gobierno, donde todos partidos manifiestan su voluntad de negociar y luego con hechos demuestran todo lo contrario sería un buen momento para replantearse en esas negociaciones una reformulación, derogación y/o redacción de una nueva Ley de Seguridad Ciudadana, y que a poder ser, como de su denominación de desprende, responda efectivamente a hechos que tengan que ver con la protección de la seguridad ciudadana, y deje de ser, una ley represora, sancionadora y recaudatoria mayoritariamente, tal como está formulada y en vigor actualmente.

Desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, más comúnmente conocida como “ley mordaza”, el actual gobierno en funciones y su anterior mayoría parlamentaria introdujeron en ella el artículo 54, que establece que, una vez notificado el acuerdo de incoación del procedimiento administrativo sancionador (primera carta), el sancionado dispone de un plazo de 15 días para el pago voluntario de la sanción, reduciéndose ésta a la mitad. De esta manera, si la sanción mínima es de 601 euros, se quedaría en 301 euros; renunciando en este caso el sancionado a presentar alegaciones, dándose por terminado el procedimiento administrativo sin necesidad de resolución expresa y siendo recurrible únicamente la sanción en el orden judicial contencioso-administrativo. En nuestra opinión esta medida atentan directa y claramente contra el artículo 24.1 de la Constitución Española, que establece el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva.

Como vemos, la inclusión de dicho artículo en la Ley denota con claridad el afán recaudatorio y la intención de reducir los costes en el personal de la Administración encargado de la resolución de todos los recursos administrativos en materia de seguridad ciudadana, de los cuales el 87 % son sanciones por tenencia de drogas.

Esta técnica del “pronto pago”, que ya existía en materia de tráfico, seguridad social y tributaria, no solo se estableció en esta ley de “represión ciudadana” sino que también ha sido incluida en la nueva Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común, que entra en vigor el próximo dos de octubre, lo que supone establecer un “chantaje” generalizado en toda la materia administrativa sancionadora (caza, agricultura, pesca, etc…).

Cuando a una persona le sea impuesta una sanción de 601 euros por tenencia de cannabis, podrá optar por las siguientes opciones:

a) Pagar la sanción en el plazo de 15 días y no presentar alegaciones en vía administrativa, viendo reducida la cantidad a pagar en un 50%.

b) No pagar y recurrir la sanción, con lo que se perderá el derecho a la reducción por “pronto pago”.

c) Pagar en el plazo de 15 días y así ver reducida en la mitad el importe de la sanción, recurriendo después en vía judicial en el plazo de dos meses desde el momento del pago.

El problema de la tercera vía es que pagando la multa y luego recurriendo en vía contenciosa, el juez podría entender que se está reconociendo, aunque fuera de manera implícita la existencia del hecho sancionado, dificultando así de este modo la defensa en un posterior juicio únicamente: donde cuestionar la inexistencia de THC, la ilegalidad del cacheo o la desproporcionalidad de la sanción será más complicado.

Si optamos por esta opción de pagar los 301 euros de la sanción reducida y luego recurrimos judicialmente con el objeto de que se nos devuelva el dinero, tendremos que tener en cuenta que habrá que acarrear con los gastos del abogado, y, en caso de que el juez no termine por darnos la razón, podrían condenarnos en costas.

Todo esto hace que una persona se lo vaya a pensar mucho para recurrir una sanción por tenencia de drogas, ya que lo más sencillo sería pagar el importe reducido y olvidarse de un complejo y largo proceso administrativo o una reclamación judicial que puede durar años.

Bajo la óptica de una persona culpable, puede ser visto como una asunción de culpas y una manera de reducir la sanción por el hecho de pagar ésta rápidamente y colaborar con la Administración Tributaria. Sin embargo, si lo vemos desde la perspectiva de una persona inocente, podríamos estar ante el reconocimiento de unos hechos imputados que no son ciertos, con el único fin de evitar una sanción más abultada y que la injusticia sufrida sea el doble de dolorosa.

Desde nuestro punto de vista, esto atentaría contra el derecho fundamental a un procedimiento con todas las garantías procesales, el derecho a los recursos y a la tutela judicial efectiva, pues aunque sí que es verdad que en ningún momento se niegan expresamente estos derechos en la ley, en la práctica y haciendo simples operaciones matemáticas de los costes y beneficios que supone optar por una u otra opción, la limitación real que se impone a este derecho a recurrir en vía administrativa o judicial es tan grande, que este sistema de reducción por “pronto pago” debería ser revisado por la jurisprudencia del Tribunal Supremo y en su caso la del Tribunal Constitucional cuando los ciudadanos afectados decidan recurrir en estas instancias.

Otro punto en donde se ve el claro propósito recaudatorio y represivo de esta ley es en el artículo 33, que establece la “graduación de las sanciones” y que dice que la sanción se impondrá en su grado medio cuando se acredite la circunstancia de reincidencia.

“La reincidencia, por la comisión en el término de dos años de más de una infracción de la misma naturaleza, cuando así haya sido declarado por resolución firme en vía administrativa.”

El grado medio según establece el artículo 39.1 b) será de 10.401 a 20.200 euros.

Por lo tanto, si después de obtener una resolución en vía administrativa que establezca la firmeza de nuestra sanción, si en el plazo de dos años, nos imponen una sanción más, y la misma alcanza la firmeza en ese referido plazo de dos años, existe la posibilidad de tener que desembolsar la friolera de 10.401 euros, pudiendo acogernos a la reducción del 50% u optar por las opciones jurídicas que hemos comentado anteriormente.

CONCLUSIÓN.

La actual Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, aparte de tipificar hechos sancionables con el objeto de callar bocas y evitar protestas, lo que comúnmente se ha llamado poner la mordaza, parece estar diseñada para recaudar dinero a costa de gente que no lo merece. Esto se pretende llevar a cabo utilizando técnicas inconstitucionales y estableciendo unas sanciones por reincidencia del todo desproporcionadas que no tendría por qué soportar gente cuyo único “mal cometido” es el hecho de fumarse un porro. Aunque este hecho no hace ningún mal, podría verse fundamentado en base al motivo del “orden público” en supuestos como hacerlo en la puerta de un colegio o de una iglesia. Sin embargo, también pueden sancionarte por la tenencia de cannabis en el bolsillo, bastando para realizarte un cacheo legal, el simple indicio de la posible comisión de una infracción administrativa y no el indicio de la comisión de un delito (como sucedía en la ley anterior), incautándote con este cacheo una pequeña cantidad de marihuana, con la ristra de inconvenientes e injusticias que, como hemos visto en este artículo, supondría la incoación de un expediente administrativo sancionador.

 

Fuente: Estudio Jurídico BROTSANBERT

Las leyes sobre cannabis medicinal en los EE.UU. están asociadas con un descenso del absentismo laboral por enfermedad

Las leyes sobre cannabis medicinal en los EE.UU. están asociadas con un descenso del absentismo laboral por enfermedad

Utilizando la encuesta Current Population Survey, un estudio ha identificado que el absentismo laboral debido a enfermedades disminuyó tras la legalización del cannabis medicinal en los 24 estados con leyes sobre cannabis terapéutico analizados. El efecto fue más intenso entre los trabajadores a tiempo completo y los varones de mediana edad, el grupo más propenso a poseer tarjetas médicas de cannabis.

Aquellos empleados a tiempo completo entre 50 y 59 años eran un 13 por ciento menos predispuesto a informar sobre absentismo por enfermedad después de la legalización del cannabis medicinal. Entre 40 y 49 años fueron un 11 por ciento menos y entre 30 y 39 un 16 por ciento. "Los resultados de este informe sugieren, por tanto, que la legalización de la marihuana medicinal disminuye los costos para los empleadores al reducir la percepción subjetiva de absentismo laboral por enfermedad o problema médico", afirma el Dr. Darin F. Ullman, profesor del Departamento de Economía de la Universidad de Wisconsin en Milwaukee, EE.UU.

 

Fuente: IACM

DROGOTEST ¿Seguridad Vial o Recaudación?

DROGOTEST ¿Seguridad Vial o Recaudación?

entrada drogotest

Ya ha pasado mucho tiempo, demasiado, desde que el pasado 9 de mayo del año 2.014 entraba en vigor la última reforma de la Ley de Tráfico, muchas han sido las voces que se han alzado debido a lo injusto de la reforma y al fin recaudatorio de la misma, pero ello no ha hecho modificar, ni en lo más mínimo, la ley.

La más que probable inconstitucionalidad de la norma, la fiabilidad del “drogotest” ya varias veces cuestionada y la desinformación al respecto del procedimiento sancionador son hechos que ponen de manifiesto y cuestionan un procedimiento injusto, desproporcionado y donde apenas existe posibilidades de defensa, en la práctica son un elevado número de sancionados los que de deciden pagar la sanción con un descuento del 50% y renunciar a presentar alegación alguna, eso sí, perdiendo seis puntos del carnet de conducir.

Con esta colaboración no podremos, muy a nuestro pesar, evitar que se siga sancionando a los usuarios de cánnabis, principales afectados de este desafortunado procedimiento, pero intentaremos, al menos poner de manifiesto los motivos por los que consideramos que es todo un despropósito legal y racional que se sigan imponiendo estás sanciones. Únicamente os trasmitiremos una visión fundamentada de lo injusta que es esta norma y de las pautas mínimas que debéis seguir en caso tener la mala suerte de ser víctimas de este tipo de controles, información para poder decidir y actuar desde el primer momento.

Tened clara la diferencia entre presencia y afectación es fundamental para entender la barbaridad legislativa que supone la ley de tráfico, se trata de dos situaciones diferentes en sentido médico, jurídico e incluso filológico, presencia y afectación, no son lo mismo. Interesa tener en cuenta tres parámetros, primero cuando se produce afectación a pesar de que se consuma, segundo, cuanto duran esos efectos, ya que presencia no indica afectación, y tercero, como se miden esos efectos.

Para determinar la afectación mínima o el efecto en el organismo de la sustancia, es decir, la creación de efectos farmacológicos, el Instituto Nacional de Toxicología (informe del servicio de información toxicológica del Instituto Nacional de Toxicología 12691/2003), máximo órgano institucional asesor de los Tribunales de Justicia y, en concreto, del Tribunal Supremo, en materia de analítica de fármacos, ha indicado que en el caso del T.C.H., los efectos farmacológicos se producen a partir de un consumo de 10 mg de T.H.C.. Es lo que se conoce como dosis mínima psicoactiva, que indica la cantidad mínima de una sustancia química, de origen natural o sintético, que tiene efecto en el organismo. Por lo tanto se trata de una dosis mínima que efectivamente puede consumirse y estar presente en el organismo de una persona, pero no tendrá ningún efecto sobre esta, así lo establecen criterios médico-científicos.

Ahora bien, para detectar esa presencia de cánnabis en el organismo que fundamente la sanción se realiza por parte de la fuerza actuante la conocida por todos como prueba del “drogotest”, que en realidad se denomina DRAEGER DRUGTEST 5000, un aparato del que interesa destacar, sobre todo, que tiene un margen de error elevado de inicio en la prueba que se hace en el momento. Este hecho, reconocido por la Fiscalía General, supone que entre el 10% y 12% de las primeras pruebas son erróneas, lo que puede llevar a situaciones de castigo inicial en personas que no han consumido cannabis en la vida, como es el caso de los fumadores pasivos, o que tras un periodo considerable de tiempo, den positivos simplemente por la mera presencia en el organismo de T.H.C. al margen de la afectación o alteración de este hecho a su conducción. Además de lo ya manifestado y la simple lógica, si hoy nos fumamos un porro no es muy descabellado pensar que dentro de 24 horas ya se nos haya pasado, hay que tener en cuenta que no se conocen con exactitud los tiempos que el THC puede permanecer en el organismo de una persona, dependerá de los hábitos, de la alimentación, o si se trata o no de un consumidor habitual.

Pese a ello, los datos que obran en el informe “Evaluación del dispositivo DraegerDrugtest 5000 para la detección de drogas de abuso en saliva” (Coordinador Manuel López Rivadulla, Santiago de Compostela, 2011) indican que estos aparatos son sensibles, es decir, dan positivo, a 5ng (nanogramos) por mililitro de saliva, no aclarando cuanto es eso en cantidad consumida, ni tampoco el tiempo transcurrido desde la última vez que se consumió. Si los análisis se realizan en un laboratorio, es menor aún el punto de corte, siéndolo de 1ng/ml para que el resultado sea positivo. Algunos estudios hablan que la duración del T.H.C. en saliva es de 12 horas, pero otros incluso lo amplían a días, como ya hemos dicho dependerá en todo caso de los hábitos de la persona y de si se trata o no de consumidores habituales.

Si por el contrario el análisis se realiza en sangre, análisis de contraste que voluntariamente tienen la posibilidad de realizarse el posible sancionado corriendo con los gastos del mismo en caso de dar positivo, estaríamos hablando de una posible duración, desde la última vez que se ha consumido, de aproximadamente 114 horas para los usuarios y 144 para los usuarios pasivos según el Instituto Nacional de Toxicología, lo que convierte aún más en un sinsentido la fundamentación de esta sanción, ya que no es lógico, ni racional, ni científicamente demostrable, que una persona que deja de consumir en un momento concreto, pueda tener afectación farmacológica por ese último consumo de cánnabis 5 días después.

En atención a esta legislación, ya en vigor desde hace casi dos años, hay en estos momentos interpuesto y admitido a trámite un Recurso de Amparo al Tribunal Constitucional por una sanción por conducción bajo los efectos del cannabis de una ciudadana no consumidora de cannabis (consumidora pasiva). Este recurso ha sido elaborado y dirigido desde el Estudio Jurídico BROTSANBERT y el Estudio Consultor S.I.C.A.G. donde después de un procedimiento administrativo primero y judicial después que va camino de durar ya cuatro años aún estamos en estos momentos, teniendo en cuenta la carga de trabajo del alto tribunal, a la espera de una sentencia que debe ser ya inminente, y que esperemos sea decisiva para declarar la inconstitucional esta ley. Ya que como hemos repetido y repetiremos hasta ser escuchados, que se detecte una sustancia en organismo de una persona no quiere decir que estemos bajo los efectos de la misma. Esto no es una cuestión que pueda regular una ley, o se está o no se está bajo los efectos de una sustancia, no debería haber entrado nunca el ordenamiento jurídico, ni ahora, ni nunca, a imponer sanciones por conductas que la ciencia ha probado que son inocuas (que no son nada), pero que a día de hoy, pese a la perplejidad de quienes somos conocedores de estos extremos, se siguen imponiendo.

Mientras esta situación sea la que es y no se revoque por el medio que sea esta ley, lo recomendable es no hacer ninguna manifestación, acogiéndonos a nuestro derecho de defensa, no firmar ninguna recepción de sanción en virtud del mismo derecho, y sobre todo, en cuanto tengamos oportunidad, pese a lo que se manifiesta al respecto de una posible segunda prueba que llegará, iniciar los trámites para recurrir la sanción, ya que el plazo, pese a que lo que se manifieste por la fuerza actuante, empieza a contar desde el mismo momento de la prueba, no hay que esperar a nada, ya que en la práctica muchos son los que se quedan a la espera de una segunda prueba, y lo que único que les llega es la sanción para pagar en vía de apremio, con un 20% de recargo y sin posibilidad de acogerse al descuento del 50%. En cuanto a la prueba de contraste en sangre, hay que tener en cuenta el tiempo indicado para que pueda dar positivo, para en su caso valorar su conveniencia y, más teniendo en cuenta, que el coste en caso de confirmación, es a cargo del conductor.

Esperamos haber sido de ayuda en cuanto a la información dada, los consejos expuestos y, sobre todo haber concienciado en la lucha contra esta injusticia que lo único que hace es, salvo contados casos donde si es evidente un estado de afectación, sancionar a ciudadanos por consumir.

Fuente: Estudio Jurídico BROTSANBERT.

El cannabis se convierte en un tema político en Alemania

El cannabis se convierte en un tema político en Alemania

Una vez más, los acontecimientos actuales demuestran que se está produciendo una gran cantidad de cambios en Alemania y que se avanza en relación con el cannabis medicinal a buena velocidad. Sin embargo, la opinión pública cambia a un ritmo más rápido del que pueden seguir la política y los legisladores. Lee más aquí.

 

Menos de dos meses después de que el gobierno alemán anunciase su intención de crear una agencia del cannabis, se han publicado los detalles del proyecto de ley. Parece que el gobierno nacional de Alemania va camino de aprobar una ley este año que:

  • define los cogollos de marihuana como una medicina que los médicos y los farmacéuticos podrán prescribir a los pacientes con relativa facilidad;
  • hace que los permisos nacionales para la distribución de cannabis no sean necesarios;
  • posibilita que las compañías de seguros médicos se hagan cargo de pagar una compensación por los gastos en ciertos casos;
  • expresa la necesidad de crear una agencia del cannabis para garantizar el suministro, y conceder las licencias, además de supervisar el cultivo de cannabis medicinal.

Debido a que, en sentido jurídico, los cogollos no son una medicina o preparado registrados, sino un “principio activo”, hay que modificar la Ley de Estupefacientes alemana (BtMG, por sus siglas en alemán). No hay ninguna otra excepción para el cannabis en proyecto de momento. Hasta 2018, la compensación por los costes del cannabis medicinal seguirá ligada a la condición de que los beneficiarios participen en un estudio, que servirá para decidir quién va a tener que hacer frente a los costes del suministro de cannabis a partir de 2019. La misma disposición se aplica al Dronabinol y Nabilona. La mayoría de las asociaciones de pacientes se muestran positivas en lo que respecta a la legislación, pero son críticas con los requisitos que tienen que ver con la compensación. A día de hoy, no se sabe cuándo se cultivarán las primeras plantas de cannabis medicinal en Alemania, quién lo hará, ni se indica en el proyecto de ley publicado en enero.

Baviera rechaza la iniciativa ciudadana a favor del cannabis

A pesar de superar el obstáculo inicial de conseguir 25.000 firmas, el estado alemán que siente menos simpatía por el cannabis rechazó una iniciativa ciudadana a su favor. Ahora, tras recibir las firmas, el parlamento bávaro tiene dudas acerca de sus competencias, ya que el proyecto de ley afecta a la legislación nacional, y no a la legislación federal. Como consecuencia, el Tribunal Supremo de Baviera tuvo que estudiar el tema, y el 26 de enero de 2016, los jueces respaldaron la postura del gobierno federal, dirigido por el CSU. La legislación del cannabis es una cuestión nacional y, como tal, no puede resolverse a nivel federal. Además, los jueces fueron críticos con los muchos errores, sustanciales y procesales, cometidos por los promotores de la iniciativa. Los que cuentan con información privilegiada se habían temido que el intento de legalizar el cannabis a nivel estatal sería un paso demasiado grande, incluso para el erudito más liberal del derecho constitucional y, por lo tanto, poco realista.

Sin embargo, los activistas que acompañan a Vaclav Wenzel Cerveny no se dejan desanimar tan fácilmente y, después de la sentencia, anunciaron una segunda iniciativa ciudadana dirigida a conseguir la despenalización del cannabis. Los expertos esperan que esta iniciativa tenga mayores oportunidades de éxito, pero todavía no ha llegado a ese punto. La siguiente gran cita de la federación bávara del cannabis y sus partidarios será la segunda feria del cannabis en Múnich. La primera edición de Cannabis XXL tuvo lugar en 2015 en la capital de Baviera y, pese a su baja asistencia, causó bastante revuelo. La segunda se va a celebrar del 8 al 10 de julio de 2016 en la boca del lobo bávara.

Se mantiene el límite de un nanogramo

En lo que se refiere a conducir bajo los efectos del cannabis, Alemania mantiene un límite de 1 nanogramo de THC por ml en la sangre – el límite de THC más estricto del mundo. No hay nigún otro país en el que se haya multado, prohibido conducir o retirado el carnet de conducir a tantos conductores que habían consumido cannabis hacía poco.

Estas reglas estrictas las estableció, en parte, la “Comisión Grenzwert (Grenzwertkommission)“, un grupo de trabajo multidisciplinar compuesto por científicos y expertos que informa al gobierno nacional de Alemania sobre cómo determinar los valores límite admisibles. Este grupo está formado, entre otros, por expertos médicos y legales, ingenieros de tráfico, médicos forenses y químicos toxicológicos. La Comisión Grenzwert es la misma comisión que el pasado otoño criticaba el concepto de “contenido de alcohol en la sangre” en un artículo en la prensa especializada y que, con respecto al cannabis, recomienda que el nivel máximo se incremente a 3ng. Por desgracia, sólo cinco conductores afectados respondieron ante estas afirmaciones mientras que los políticos se mantuvieron en silencio. Los abogados de los conductores vieron en el artículo una razón para oponerse a las prohibiciones de circulación y revocaciones de licencias, previamente impuestas a sus clientes. Los cinco habían presentado valores de 1 a 3ng en sangre y estaban, de hecho, sobrios. Como los tribunales alemanes han seguido hasta ahora las propuestas de la Comisión Grenzwert y debido a que hay muchos casos marginales pendientes actualmente en Alemania, la decisión que iba a tomar el tribunal de Gelsenkirchen suscitó un gran interés. Finalmente, el tribunal optó por no seguir las recomendaciones de la Comisión Grenzwert, a pesar de que el presidente de la comisión, Thomas Daldrup, participase en calidad de testigo durante el juicio. Las objeciones presentadas fueron denegadas y la revocación del permiso de conducir sigue en vigor. Con esto, el límite extremadamente severo de 1ng sigue vigente, aunque el comité consultivo lo haya considerado injusto. El gobierno nacional tampoco tiene ninguna intención de escuchar las recomendaciones de su propio panel de expertos o de modificar la ley, y a las cinco víctimas sólo les queda esperar un juicio más favorable en su apelación.

No hay nada fácil

Una vez más, los acontecimientos actuales demuestran que se está produciendo una gran cantidad de cambios en Alemania y que se avanza en relación con el cannabis medicinal a buena velocidad. Sin embargo, la opinión pública cambia a un ritmo más rápido del que pueden seguir la política y los legisladores. Como se ilustra claramente en el proceso legislativo del uso medicinal del cannabis, los que están en el poder sólo toman medidas cuando no les queda otra opción. Por esta razón, el cambio sólo llegará al represivo sur de Alemania, y sobre todo a Baviera, en lo que respecta a las violaciones de tráfico, cuando un número suficiente de personas pasen a la acción o estén dispuestas a recurrir a los tribunales para acabar con la injusticia que se está cometiendo con ellos. Sin los cargos que se presentaron contra Günther Weiglein y sus seguidores, esprobable que no se hubiera redactado ningún proyecto de ley para la creación de una agencia del cannabis. Sólo cuando más activistas defiendan sus derechos, como en Baviera, o cuando más conductores valientes acudan a los tribunales, Alemania moverá ficha para realizar cambios en otros aspectos importantes de su política del cannabis en un futuro previsible. Porque recuerda: “no hay ninguna otra excepción para el cannabis en proyecto de momento.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Debes ser mayor de edad para acceder al sitio

Por favor verifica tu edad

- -